Pensamiento

Susurro en tu oído lo más obsceno de mí,
no me importa lo que pienses ni lo que piensen,
sólo susurro lo más obsceno de mí.
No te ruborices si tus bajos mundos se erizan
y se levantan como las altas torres.
No te sorprendas si yo, como tu pareja,
le regalo a tus manos parte de mi inagotable humedad.
Sólo susurro, te beso, ¡te amo!
y no debe haber motivo de sorpresa.
Puedes llegar, llegarme, ir o venir,
siendo navidad, Otoño o en Verano.
No me alabes, no me eleves,
No me idealizes,
ese es el peor error de las parejas.
Por ahora, leéme, que también vale.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s