Por qué una cortesana no es una prostituta

Odiadas, repudiadas y muy mal vistas a través de los siglos, las cortesanas, han tenido un papel totalmente dual dentro de nuestra sociedad. En casi todos los diccionarios se les define erróneamente como “prostituta de lujo”, debido a que se relacionaban sólo con hombres ricos y adinerados.

 

Se trataba de mujeres cultas, de gran belleza y poder, pero no prostitutas. Realmente se les llaman cortesanas porque eran damas que podían entrar a la corte, generalmente provenientes de buenas familias (con o sin títulos). Sin embargo, gracias a su inteligencia y conocimiento (algo poco común en épocas pasadas) las calificaban como “libertinas” o “mujeres de la mala vida”, gracias a su libre expresión de ideas y actos.

1532-f

Las cortesanas, poseían altos conocimientos en política, filosofía, música y artes, lo cual era muy poco habitual en el pasado. Hay que recordar que las mujeres no solían estudiar, así que no podían hacer más que bordar, tocar el piano y ser madres. .Así que no es de estrañar que las cortesanas se convirtieran en las favoritas de reyes y nobles que no dudaban en convertirlas en sus amantes. De aquí la mala fama.

Mientras que de las mujeres burguesas durante el siglo XVIII se esperaba una clara fidelidad; las cortesanas, podían tener varios amantes. No se debían a ninguno, lo cual les daba ese “sex appeal” entre los hombres de la época. Muchos fueron los hombres poderosos que se rindieron ante estas mujeres tan cautivadoras, llenándola de caros regalos, títulos y lujos con tal de ganar su afecto. De allí que se les catalogue como “prostitutas de alto nivel”.

Lo cierto es que muchas de ellas se enamoraron de sus amantes, y otras pocas brindaban fidelidad a alguno en particular. Gracias a la ayuda económica de estos poderosos ellas lograron avances intelectuales y económicos. Uno de los casos más famosos será la historia de Madame de Pompadour,  la amante más célebre del rey Luis XV de Francia. Quien fue una gran impulsora de la cultura, las artes y las letras de este país en su tiempo.


“crearon para sí mismas una situación casi equivalente a la de un hombre… libre en su comportamiento y conversación”, alcanzando “la más rara libertad intelectual”.

Simone de Beauvoir


Por qué una cortesana no es una prostituta

Benedikt Taschen (1993)
Anuncios

One thought on “Por qué una cortesana no es una prostituta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s