Coño, Henry

Mi problema no fue a cuántas te follaste, Tampoco lo fueron tus noviazgos Las burlas, las contradicciones. Nisiquiera cuando finalmente llegué contigo. Tu estuviste en otra parte. Sí, tu cabeza siempre estuvo en otra parte. El único amante ausente que he tenido. A veces pienso, coño, Henry. Pudiste haber sido, digo yo, algo más; Digo.... Seguir leyendo →

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑