Entradas

No me llamó después del sexo

Es increíble la cantidad de mujeres que llegan a espacios virtuales buscando consuelo, buscando respuestas, buscando los porqués, porque no entienden a los nuevos “hombres”.

Anuncios

Coño, Henry

Mi problema no fue a cuántas te follaste, Tampoco lo fueron tus noviazgos Las burlas, las contradicciones. Nisiquiera cuando finalmente llegué contigo. Tu estuviste en otra parte. Sí, tu cabeza siempre estuvo en otra parte. El único amante ausente que he tenido. A veces pienso, coño, Henry. Pudiste haber sido, digo yo, algo más; Digo.... Seguir leyendo →

Soy madre soltera, no mujer fácil.

  ¿Qué pasaría si saliese por aquella puerta? ¿Qué pasaría si pudiese desnudarme de todo aquello que me encierra? El encierro dentro de nosotras mismas es una forma lenta de ir muriendo y aceptando dócilmente las cosas que nos vienen ocurriendo. Nunca olvidaré el día en que “mi entonces marido” pidió el divorcio, recuerdo que... Seguir leyendo →

Arny, mi amante casanova.

"Sé que no puedo fiarme de ti, eres lo más parecido a una droga"   Nunca entenderé el vacío que comprende el corazón de algunos hombres cuando se lanzan a la vida sin otro objetivo que el de embestir. Y es que muchas embestidas dejan marcas en los cuernos de sus toros; no toda batalla... Seguir leyendo →

¿Cómo reconocer un buen hombre en la cama?

Cuando reflexionamos sobre lo que debería ser un buen hombre en la cama muchas sacudimos los compartimientos de nuestra memoria y comenzamos a recordar determinados nombres. Entonces, pensamos en lo maravilloso que Juan se movía, los besos de Pedro, las caricias de José, el apasionamiento de Luís, etc. Pero rara vez, el resto de nuestras  mortales,... Seguir leyendo →

La gramática de Constelaciones

1. Giran los soles. Giran mariposas que han bajado a las chinas. Giran las manos y sus resplandores, en ésta habitación que es un universo silencioso de muecas y poca creencia. Se mueven los brazos, los cometas de aquél cuerpo, intentando agarrar el lugar donde el éxtasis es bebido como el néctar estelar de los... Seguir leyendo →

Pensamiento

Susurro en tu oído lo más obsceno de mí, no me importa lo que pienses ni lo que piensen, sólo susurro lo más obsceno de mí. No te ruborices si tus bajos mundos se erizan y se levantan como las altas torres. No te sorprendas si yo, como tu pareja, le regalo a tus manos... Seguir leyendo →

A mi querido “A”

Querido “A”, hoy recibí un mensaje donde pedías verme y usaste la palabra: desesperación; eso me extrañó un poco, pues creí que estabas con pareja y que, evidentemente, no tendría lugar buscarnos. Comencé a preguntarme ¿cómo es que seguimos en esto? y he recordado aquellas peleas donde me culpabas unas mil veces, y yo, otras... Seguir leyendo →

Pequeñas Diferencias

Han pasado cinco años desde que lo vi la última vez. Sé que en tiempos modernos es rara la atracción de una joven hacia un hombre treinta y tres años mayor, de no ser por una ventajosa conveniencia. Esas preguntas no me las cuestioné cuando bajaba del carro de mi mejor amiga, una tarde de... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑